sábado, 28 de enero de 2012

Olite

El Palacio Real de Olite es uno de los conjuntos histórico-artísticos más importantes de Navarra. Actualmente, está dividido en tres partes: Palacio Viejo, actual parador de Olite, ruinas de la Capilla de San Jorge, y Palacio Nuevo, que es la parte de que se visitable del monumento.


El edificio que hoy se visita fue construido entre los años 1402 y 1424, y comprende un completo conjunto de estancias, jardines y fosos rodeados de altas murallas y rematados por numerosas torres que le dan una espectacular silueta.


El promotor de esta obra fue Carlos III " El Noble ", que nos dejó este impresionante Palacio. En su día fue uno de los más lujosos de Europa.



En 1521, con la unión de Navarra a la Corona de Castilla, comenzó el deterioro de nuestro Palacio, ya que sólo se utilizó como residencia esporádica de virreyes.
En 1813, durante la Guerra de la Independencia, el Palacio fue incendiado por el General navarro Espoz y Mina para evitar que las tropas francesas se hicieran fuertes en él. Toda la decoración interior y parte de la estructura ardieron, quedando el Palacio semi-derruido y vacío.
En 1923, la Diputación Foral de Navarra convocó un concurso para elaborar un proyecto de restauración. Las obras comenzaron  en 1937 y duraron aproximadamente 30 años.


En su interior podemos encontrar diversos lugares, entre ellos destacan: Gran torre, Torre del Homenaje, Cámara de la Reina, Cámara del Rey, Galería de la Reina, Galeria del Rey, Torre de los Cuatro Vientos, Torre del Aljibe, Patio de la Morera ...


Tras la visita al Palacio, encontramos la iglesia de Santa María la Real. Es una de las construcciones góticas más importantes de Navarra. Su belleza artística es tan interesante como su historia. Adosada al Palacio Real, residencia predilecta del rey Carlos III " El Noble ", fue utilizada por los monarcas navarros para las grandes festividades y actos solemnes.


Su recargada fachada, en la que se percibe la influencia de los talleres de Nôtre Dame de París, le hará detenerse y prestar atención a los relatos de la portada. Dentro del templo, de nave única, le esperan un retablo renacentista presidido por una talla gótica de la Virgen y la imagen, también gótica, del Cristo de la Buena Muerte.

miércoles, 18 de enero de 2012

Sevilla

Con un clima de mediterráneo, verano seco pero invierno cálido, atravesado por el único río navegable de España,  el Guadalquivir... Sevilla es una provincia capital de la comonunidad autónoma de Andalucía, portadora de los títulos de "Muy Noble, Muy Leal, Muy Heroica, Invicta y Mariana Ciudad de Sevilla", la cuarta con más población de España y poseedora del casco antigüo más extenso del país.



En lo referente a la historia, Sevilla es una ciudad muy importante desde la Edad Antigüa. Comenzando por la cultura Tartésica, pasando por la Romana, donde cabe destacar la ciudad de Itálica. Fue capital de un Reino de Taifas en la invasión musulmana, reconquistada bajo el reinado de Fernando III, quien fue el primero en ser enterrado en la Catedral de Sevilla. Centro económico del Imperio Español, con la conquista de América y un sinfín de acontecimientos de la historia.



En la arquitectura de Sevilla se pueden apreciar las civilizaciones que han habitado la ciudad y los distintos estilos vividos. Entre sus monumentos destacan la Catedral, el Alcázar y el Archivo de Indias, que fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1987.





La Catedral de Sevilla es la catedral gótica más extensa del mundo. Su construcción empezó en 1433 sobre un solar que quedó tras la demolición de la antigua Mezquita Aljama de Sevilla. El conjunto monumental de la Catedral lo complementan la Giralda, el Patio de los Naranjos y la Capilla Real.
Ésta última hace las funciones de cabecera de la catedral. En dicha capilla están sepultados el rey San Fernando, Alfonso X el Sabio y Pedro I el Cruel. También se encuentra la imagen gótica de la Virgen de los Reyes, Patrona de Sevilla, obras de Murillo y Zurbarán y la tumba de Cristóbal Colón.



El Alcázar de Sevilla es el palacio real en activo más antiguo de Europa. Una zona reservada del mismo se utiliza como lugar de alojamiento los Reyes de España y demás miembros de la Casa Real cuando visitan la ciudad. Muchos actos y exposiciones importantes que se celebran eligen el Alcázar como lugar de la celebración.





El conjunto monumental y los jardines son visitables y constituyen uno de los principales atractivos monumentales de la ciudad.



El Archivo General de Indias se creó en 1785 bajo el reinado de Carlos III con el objetivo de centralizar en un único lugar la documentación referente a las colonias españolas. Los documentos que conserva el archivo ocupan más de nueve kilómetros lineales de estantería que proceden fundamentalmente de los organismos encargados de la administración de las colonias. Guarda una gran cantidad de piezas de gran valor histórico como pueden ser textos autógrafos de Cristóbal Colón, Magallanes, Hernán Cortes o Francisco Pizarro entre otros.




La Plaza de España es un gran espacio abierto monumental rodeado por un edificio semicircular. Tiene esta forma porque simboliza el abrazo de España y sus antiguas colonias y mira hacia el río como camino a seguir hacia América El canal que contiene es cruzado por 4 puentes que representan las cuatro antiguas coronas de España (Castilla, León, Aragón y Navarra) y en las paredes se encuentra una serie de bancos y ornamentos de azulejos que forman espacios alusivos a las 48 provincias españolas. La plaza también ha sido escenario de películas famosas como Lawrence de Arabia y Star Wars Episodio II.



La Torre del Oro es una torre albarrana de tres cuerpos situada en la margen izquierda del río Guadalquivir. Actualmente el Museo Naval de Sevilla.



También es curioso el Metropol Parasol, conocido popularmente como las Setas de la Encarnación. Durante las obras aparecieron bastantes restos romanos que forman, hoy, el museo que se encuentra en su interior.



Caben destacar lugares como la Plaza de Toros de la Maestranza, el Barrio de Santa Cruz, el Ayuntamiento de Sevilla, con su fachada plateresca. El Parque de María Luisa, parque muy extenso donde se encuentra la Plaza de España. La Real Fábrica de Tabacos, actual se de la facultad de Sevilla y donde se encuentran varias facultades. El Hospital de las Cinco Llagas, actual Parlamento de Andalucía. El Palacio de San Telmo, sede actual de la presidencia de la Junta de Andalucía. La Plaza del Salvador, lugar de reunión de estudiantes y no estudiantes para degustar una rica cerveza, y un largo etcétera de monumentos de esta ciudad.



También, como Trianero que soy, recomiendo este conocido barrio, Triana, situado en la orilla contraria y comunicada con el centro gracias a su famoso puente.




sábado, 7 de enero de 2012

Albarracín

Albarracín es una localidad y municipio medieval que se encuentra al suroeste de la provincia de Teruel.


Declarada Monumento Nacional desde 1961, se encuentra propuesta, por la Unesco, para ser declarada Patrimonio de la Humanidad por la belleza e importancia de su patrimonio histórico.






Cercando la ciudad se extiende una muralla del S. X de la que aún quedan restos como la Torre del Andador, en lo alto del recinto, pero la mayor parte es del S. XIV y está reforzada con nueve torreones de planta cuadrada. También se mantienen aún en pie dos de sus tres puertas de acceso, la de la Molina y la del Agua, conservadas ambas en perfecto estado.


En su interior nos encontramos el casco antiguo, construido sobre las faldas de una montaña y rodeada en casi su totalidad por el río Guadalaviar.



Mirando hacia el río se hallan edificadas las casas colgadas, pero es su propio paisaje urbano y el trazado de sus calles adaptadas a la ladera de la montaña, las que dotan a ésta localidad de su belleza. La extraña distribución de las viviendas ofrece una imagen de edificios apiñados, con tejados casi unidos por la limitación del espacio, con escalinatas y pasadizos, muros irregulares de color rojizo, con entramados de madera, formando un delicado equilibrio.



Otros lugares interesantes de ver son la Catedral del Salvador, situada junto al castillo, es del S. XVI con una sola nave y capillas laterales. Solo se puede visitar contratando visitas guiadas.



La Casa Consistorial S. XVI, situada en la plaza del Ayuntamiento. La Casa de la Julianeta, es de construcción popular, muy típica de Albarracín.


Por último también hay que destacar el Castillo, ubicado en el casco antigüo y actualmente en proceso de restauración. Se conservaba solamente su recinto amurallado. Fue alcázar musulmán de la familia bereber de los Banu-Razin, durante el reino de Taifas en el S. XI, que dio nombre a la ciudad.