sábado, 23 de enero de 2016

Vietnam

Vietnam es un país del Sudeste Asiático, el más oriental de la península de Indochina. El país tiene frontera por el norte con China, con Laos por el noroeste y con Camboya por el suroeste, mientras que hacia el este tiene una extensa costa hacia el mar de la China Meridional. Su capital es Hanói desde la reunificación en 1976.



Podemos encontrar una mezcla muy variada de culturas. En el año 938 d.C. se independizaron de la China Imperial, tras la batalla del río Bach Dang. En los siglos siguientes florecieron diversas dinastías reales vietnamitas al tiempo que el reino expandir sus fronteras geográficas y políticas por el   sudeste asiático. En el siglo XIX la peninsula fue colonizada por los franceses. Tras un período de ocupación japonesa durante la Segunda Guerra Mundial, los vietnamitas iniciaron la Guerra de Indochina contra Francia. Ésta acabó con la derrota y expulsión de las tropas galas en 1954. Sin embargo, el país quedo dividido políticamente en dos estados, el Norte y el Sur, que iniciaron un conflicto de creciente intensidad conocido como Guerra de Vietnam. El Norte y las guerrillas conocidas como Viet Cong, contra las tropas del Sur y las fuerzas armadas de los EE.UU. La guerra acabó en 1975 con la victoria del Norte y al año siguiente el país se unifico bajo un régimen socialista.

En 1986 el gobierno inició la senda reformista, integrándose así en la economía global, y hacia el año 2000 ya tenía relaciones diplomáticas con la mayoría de naciones. En el siglo XXI el crecimiento económico ha sido uno de los más altos, a pesar de ello, se siguen experimentando grandes desigualdades de ingresos, disparidades en el acceso a la sanidad y poca igualdad de géneros.



Itinerario 1: 

Llegada al aeropuerto de Hanói y traslado al hotel. Aprovechamos el resto del día para visitar a pie el barrio antiguo de Hanói.




A pesar de ser la capital moderna de Vietnam, Hanói todavía conserva el misterio y encanto de siglos pasados. Sus calles estrechas y sus tradicionales casas-tiendas nos invitan a recorrerlas y disfrutar de ese desorden ordenado, mientras que sus grandes y hermosos espacios públicos dan a la ciudad un aire elegante y armónico con la naturaleza inigualable de las capitales asiáticas.



Situada en la zona norte del país, en el margen derecho del río Rojo, entre el año 1010 y hasta 1802 fue el centro político más importante de Vietnam, aunque durante el período de gobierno de la dinastía Nguyen ( 1802-1945 ) resultó eclipsada por Hué, la capital imperial. No obstante entre 1902 y 1954 Hanói fue la capital de la Indochina francesa. Posteriormente fue la capital de Vietnam del Norte de 1954 a 1976, y tras la victoria del Norte en la Guerra de Vietnam, se convirtió en la capital de un Vietnam reunificado.




No es de extrañar encontrar situaciones pintorescas a la par que graciosas.




Al igual que nos podemos encontrar con bastantes edificios curiosos




y sorpresas muy gratificantes como este mercado urbano, que no tiene desperdicio.



Recomendable sentarse en las típicas terrazas a tomar una cerveza y disfrutar de los rollitos de primavera para acabar el primer día.



Itinerario 2:



Comenzamos este día con la visita al Templo de la Literatura, una serie de patios serenos y amurallados, con elegantes puertas y uno de los ejemplos vivos más importantes de la arquitectura tradicional vietnamita.



Fundado en 1070 y dedicado a Confucio, también fue la sede de la primera Universidad de Vietnam. Inicialmente el uso de la universidad estaba restringido a príncipes, nobles y realeza del país. Más tarde se permitió el acceso a los estudiantes más notorios del país.




La universidad funcionó durante 700 años y se dice que la dificultad era tal, que tan solo un puñado de estudiantes eran capaces de superar los exámenes y obtener la nota máxima. El nombre de dichos estudiantes se esculpió en losetas de piedras, que reposan sobre una tortuga, para la posteridad.



La visita continúa con la miniatura de la Pagoda de Un Solo Pilar, datada en el siglo XI. Este pequeño templo budista es único en el mundo, ya que su estructura, inspirada en la flor de loto, no ha sido imitada en ninguna otra ciudad del mundo.



La tradición cuenta que el emperador Ly Thai Tong mandó construir esta pagoda tras el nacimiento de su hijo. Éste tuvo un sueño durante su juventud, en el que la diosa madre Avalokiteshvara, que descansaba sobre una flor de loto, le hacía entrega de su hijo.



La siguiente parada es el complejo del Memorial de Ho Chi Minh. Un precioso parque donde descansa Ho Chi Minh. Se empezó a construir en septiembre de 1973 y se inauguró en agosto de 1975. El lugar donde se erige no es casual. Aquí, en 1945, el propio Ho Chi Minh leyó la declaración de independencia de la República Democrática de Vietnam. Por delante le esperaban conflictos bélicos contra Francia, EE.UU antes de una paz que no llegó a ver. Murió en 1969 con el deseo de ser incinerado.



El Partido Comunista no respetó sus anhelos y sus cenizas no fueron esparcidas por un Vietnam unificado, como dejó escrito en su testamento, si no que se le erigió un mausoleo convertido en visita imprescindible .
También podemos encontrar un museo y otros monumentos como su lugar de trabajo o la casita donde vivía.



En ruta, pasaremos por otros monumentos como la Catedral de San José. Denominada la pequeña Notre Dame, se trata de la iglesia más antigua de la ciudad y sede de la archidiócesis de Hanoi. Construida en 1886 por los Franceses, se engloba dentro del estilo Neo-Gótico.



La siguiente parada la realizamos en el Lago Hoan Kiem, situado en el centro de Hanoi. Se trata de un lago natural de agua dulce que aparecen en escritos datados en el siglo XV. En el interior del lago se encuentra la Torre Tortuga y en la orilla, una pagoda a la que se accede cruzando un puente de madera rojo llamado Húc.



Según la leyenda, el emperador Le Loi se encontraba cerca del lago diseñando la estrategia para derrocar la invasión de la dinastía Ming. Una gran tortuga se le acercó portando en la boca una espada con poderes mágicos. Esta arma era capaz de aumentar la fuerza y destreza del portador, y con la cual consiguió vencer al invasor chino.
Después de ganar la batalla, el emperador mandó construir la pagoda para honrar a la tortuga. En el interior de la pagoda, se encuentra la tortuga, momificada para la posteridad.





Por último nos dirigiremos a explorar el Casco antiguo en ciclo push. La fascinante red de callejuelas estrechas y casas-tienda, también conocidas como las 36 calles donde cada calle tiene el nombre del producto que vendía, desde tejidos, artesanía, medicamentos y lápidas.



Itinerario 3:


Después de desayunar ponemos rumbo a la Bahía de Halong a través de las ricas tierras agrícolas del delta del río Rojo y el paisaje de campos de arroz. 



Declarada como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1994 y desde el 11 de noviembre de 2011 una de las siete maravillas naturales del mundo, la bahía de Halong son más de 2000 islotes de roca kárstica, esparcidos a lo largo de 120 kilómetros de costa, que suponen una superficie de 15.000 m2 de extensión, creando una atmósfera de una belleza inigualable.




La leyenda de la bahía de Halong dice que durante los tiempos del emperador de Vietnam, el invasor chino quería apropiarse de las tierras del imperio. El emperador pidió ayuda a una familia de dragones, que lanzaron perlas y jade, para hundir a los barcos enemigos. Una vez que terminó la batalla, contemplando la belleza del lugar, los dragones y sus descendientes decidieron quedarse allí permaneciendo para siempre.




La cueva Hang Sung Sot es una de las mas famosas del lugar. Los franceses llamaban a este lugar Isle de la Surprise.



En los alrededores podemos disfrutar de curiosos vendedores flotantes y realizar la típica foto desde uno de sus miradores.





Mientras volvemos a puerto, podemos disfrutar del día a día de la población en sus casas y poblados flotantes.



Itinerario 4:


A la llegada a puerto nos dirigimos al aeropuerto de Noi Bai para tomar el vuelo con destino a Danang. Entre tanto disfrutamos de esos típicos paisajes vietnamitas.



Por el camino podemos parar a disfrutar del templo budista Chu Long Dong, del que poca información se puede encontrar en internet.



Visitamos Hoi An, ciudad pintoresca a orillas del río Thu Bon, situado al sur de Danang. Conocida como Faifo por los primeros comerciantes occidentales, fue uno de los principales puertos internacionales del sudeste de Asia durante los siglos XVII y XIX.



Su centro histórico es una amalgama de influencias chinas, japonesas y francesas. A día de hoy se conserva intacto, en parte porque durante la guerra la mayor parte de los ataques los concentraba la vecina ciudad de Hue, y que las leyes vigentes prohiben alterar los edificios e incluso, la circulación de automóviles por sus calles.




En 1999, la ciudad antigua fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, como bien conservado ejemplo de puerto comercial cuyos edificios muestran una mezcla de influencias.



Mientras paseamos por sus calles nos topamos con la Pagoda del Puente Cubierto. Construido por los comerciantes japoneses de Hoi An, data de finales del siglo XVI  y su finalidad era unir el barrio comercial japonés con los barrios chinos que se extendían por el río. El puente esta construido en madera y piedra, de fachada en color rojizo y tejados de teja gris. El puente fue provisto de un techo con lo que podía ser utilizado para protegerse de la lluvia y el sol.





La siguiente parada la hacemos en el Salón de Actos Phuc Kien. Su apariencia exterior se asemeja más a una pagoda que a una sala de asambleas, y con razón, ya que fue utilizada como lugar de veneración del Guerrero Quan Cong y de la Diosa del Mar Chien Hau.



Construida hacia 1690 y restaurada y ampliada en 1900, es una construcción típica de los clanes.



Para los amantes de las compras, esta ciudad tiene mucho que ofrecer. El ambiente no es el típico ya que tenemos multitud de pequeñas tiendas, donde podremos comprar pinturas, trajes, farolillos... Probablemente los más destacado son sus farolillos de colores y los trajes a medida de gran calidad en muy poco tiempo.







Paseamos por sus calles...



Y aprovechamos para ir a la playa a disfrutar de un poco de relax. En nuestro caso, nuestro hotel tenía un servicio de autobús que llevaba y recogía a los clientes.




Pero como perdimos el autobús de vuelta, toco andar y disfrutar de esta sorpresa.




Para más tarde volver a la ciudad a disfrutar de los paisajes y vida nocturna.



Itinerario 5:


Comenzamos el día dirección My Son. Al llegar, haremos una breve parada en el centro de visitantes donde nos ofrecerá una visión general de la historia y la Cultura Cham, para acto seguido visitar las ruinas entre senderos boscosos.




Antigua ciudad del reino de Champa que floreció durante los siglos IV al XIII y fue utilizada como centro espiritual durante el reinado. Está compuesta por 70 templos y construcciones distintas ubicadas en el valle de Hon Quap, en plena selva de la provincia de Quang Nam.




El paso del tiempo y los bombardeos durante la guerra de Vietnam han deteriorado parte de las estructuras, por suerte aún hay construcciones que presentan un gran estado de conservación.



My Son es un santuario hinduista de estilo similar a los templos de Indonesia, Birmania, Camboya o Tailandia, utilizado para realizar sacrificios sagrados Cham y también como lugar de descanso eterno de reyes y princesas. Después de sucumbir el reinado Cham, My Son fue sepultado y olvidado durante siglos, hasta que fue descubierto por los franceses en el año 1885.




Continuamos dirección Hue por la Cordillera de Truong Son. Aquí nos encontramos con el llamado Paso de las Nubes. En lo alto de las montañas del centro de Danang tenemos la posibilidad de ver búnkers de guerra, trincheras y alguna que otra edificación más.Vestigios de la guerra...




A la noche por fin llegamos a Hue, toca cenar y pasear un poco.



Itinerario 6:


Después de desayunar, subiremos a un barco para navegar por el río del Perfume hacia la icónica Pagoda Chien Mu, una elegante torre octogonal de siete niveles que se ha convertido en el monumento más conocido de Hue.



Durante la decada de 1960, se convirtió en un centro de protesta contra el gobierno, y es el lugar donde vivía el monje Thich Quang Duc, que se quemó a lo bonzo para protestar contra el gobierno.



La siguiente parada la hacemos en la Tumba Imperial del Emperador Tu Duc. El emperador gobernó en Hue hace más de 100 años, construyó su sepulcro cuando todavía estaba vivo y lo utilizó para la meditación, la lectura, representaciones teatrales y como palacio de verano.



Consta de varios pabellones situados en una zona tranquila entre colinas boscosas y lagos. La tumba se construyó entre 1864 y 1867 diseñada por el mismísimo emperador, que una vez terminada, la utilizó en vida durante años.



Junto al pabellón de la estela, tenemos la tumba del emperador. Sin embargo, el cuerpo del emperador Tu Duc no está ahí. Para evitar saqueos, el emperador fue enterrado en un lugar secreto por 200 hombres a los que acto seguido se les decapitó para que no revelaran el secreto. A día de hoy, todavía no se han encontrado los restos.



Casi como última visita entramos en la Ciudadela Imperial. Enorme complejo del siglo XIX y modelo de la ciudad prohibida de Pekín. Sus muros originales tenían una extensión de casi 10 kilómetros y estaban rodeados por un amplio foso.



La mayoría de los edificios fueron destruidos por los bombardeos durante la Guerra de Vietnam con EE.UU, pero los monumentos que quedan proporcionan una visión espectacular de la vida de la corte durante la dinastía Nguyen.






La imponente Puerta Ngo Mon da paso a un área de amplios patios y estanques de lotos, donde se puede visitar la residencia Dien Tho, lugar donde vivió la reina madre. El Palacio Thai Hoa,  con su sala magníficamente decorada, la Sala de los Mandarines, y las Nueves Urnas Dinámicas, entre otros muchos sitios.




Para terminar en el recinto visitamos el Teatro Real. Pequeña estructura construida en el año 1826, asemejada a una pagada. Destaca el interior donde encontramos columnas de madera sacada que han sido declaradas con los mismo símbolos y emblemas que otras partes de la ciudadela; el dragón dorado.


Para finalizar este día, nada mejor que ir de comprar por el Mercado de Dong Ba.



Itinerario 7:


Después de un pequeño vuelo llegamos a la ciudad de Ho Chi Minh, también llamada Saigón. Ésta es una metrópolis vibrante, llena de energía, actividad y movimiento.  En todos sus rincones se puede ver la union entre modernidad y tradición. Fuera en las calles, reina el caos de motocicletas; en el interior de los silenciosos patios del templo, los fieles oran.
Empezaremos nuestra visita recorriendo el centro histórico donde pasaremos por edificios de estilo clásico europeo como el Ayuntamiento.



Continuamos con una visita rápida al Neo-Románico de la Catedral de Notre Dame. Construida a finales del siglo XIX en piedra extraída de las canteras cercanas y cubierta de azulejos rojos, traidor expresamente de Francia.




También conocida como la Basílica de la Inmaculada Concepción.




Y para acabar entramos en la Pagoda de Thien Hau. Edificada en el siglo XVIII con materiales traídos de China, es un templo dedicado a la Diosa del Mar y protectora de los marineros. También tiene su hueco la Diosa Long Mau, protectora de mujeres y recién nacidos, y la Señora Kim Hue, representante de quienes no pueden tener hijos.



Itinerario 8:


Partimos este día hacia My Tho, donde tomaremos un barco que nos llevará a través de los estrechos canales, rodeados de vegetación, del espectacular Delta del Mekong.




Es un mundo aparte donde la vida se desarrolla alrededor del río.



Aunque pueda parecer una visita corta, a lo largo del día pasaremos por pueblos de pescadores e islas. Cruzaremos el río Mekong para pasar por un pequeño canal llamado Vam Xep, donde podremos observar la vida cotidiana de los habitantes de la provincia de Ben Tre.



Visitaremos la zona turística de Quoi An para ver una granja de abejar y un taller de artesanía, donde trabajan la madera de  coco.



Y pasearemos en carro mientras visitamos los frutales, con degustación de fruta tropical de temporada, y escuchamos la música tradicional a manos de la gente del pueblo.



Itinerario 9:


Antes de tomar un vuelo a Camboya, efectuamos la visita a los túneles de Cu Chi. Cu Chi fue un duro campo de batalla durante muchos años en la Guerra de Vietnam.



En la visita al complejo podemos disfrutar de una exposición, adentrarnos en diferentes túneles y disparar armamento con munición real, utilizado en la Guerra de Vietnam.




Continuamos la visita con unas recreaciones y maquetas donde podemos ver cómo era la vida en los túneles y fuera de ellos.




Caminaremos por la jungla vietnamita, donde tendremos la oportunidad de ver los cráteres formados por los impactos de las bombas americanas lanzadas desde los bombarderos B-52  y algún que otro resto.