miércoles, 27 de julio de 2016

Riglos, Huesca


Riglos, conocido por sus famosos Mallos, es un pueblo situado a unos 45 kilómetros al noroeste de Huesca. Lo característico de este pueblo son sus formaciones geológicas, que alcanzan unos 275 metros, de roca conglomerada.



Sus paredes verticales o incluso desplomadas son muy apreciadas para la práctica de la escalada. Cada mallo tiene su nombre propio, cuyo origen procede en algunos casos del nombre de algunas casas de Riglos, de su forma o color, o en homenaje a otras personas, relacionadas o no con el mundo de la escalada.